jueves, 5 de julio de 2007


El cambio es algo vital y no representa ni un final, ni tiene porque ser doloroso. Los cambios que hagamos deben hacerse desde otro lugar: El placer de hacer algo por nosotros.

Los verdaderos cambios son profundas transformaciones esenciales. No es una sola parte la que se modifica en estos cambios es la totalidad del SER!!!

1 comentario:

Anyhec dijo...

Jose David!!! Es increible la amplitud que te a regalado el vih, como estas lleno de amor y de perdon...Dios te dio la luz, no la pierdas jamas y cuando sientas que se apaga recuerda que yo estare aqui...
Dios te bendiga siempre...
Anyhec